Al límite

septiembre 29, 2006 at 3:32 pm (personal)

Escribir para desahogarme. Lo lógico sería que dejara el trabajo porque va a llegar un momento en que estalle. La situación no mejora, sino que cada vez va a más y me están haciendo la vida imposible.

Parecen cosas de niños, de cuando estábamos en el colegio, pero acaban haciendo mucho daño. ¿ Por qué tengo tanto miedo de irme y quedarme en el paro? Si lo que está claro es que aquí no hay salida, van a por mí, me lo han dicho y no pararán hasta que me marche. Y supongo que finalmente tendré que darles el gusto.

 No sé ni que es peor, si esas situaciones en las que me hacen el vacío, o escuchar los comentarios sobre mí a suficiente distancia como para que pueda oírlos pero también lo suficientemente lejos para que tenga que reaccionar de alguna manera si quisiera responderlos. No van dirigidos a mí, sólo quieren que los escuche…

O eso, o los comentarios a mis jefes, delante de mí, sobre todos mis fallos. Algunos son  muy fáciles de contestar, simplemente presentando la prueba de lo que hice/ no hice. Pero los otros, es mi palabra contra la de alguien….

Y los que no se producen delante de mí, pero luego vienen a “reñirme”. Volvemos a lo mismo. Sólo soy la nueva, no llevo 20 años ni juego con las mismas reglas. Tampoco quiero.

Pero tengo muchas ganas de llorar. Y poca energía para hacer algo.

Permalink Dejar un comentario

Cansancio

septiembre 12, 2006 at 3:56 pm (personal)

Llevo unos días sin ganas de nada: sólo dormir. Será el tiempo, el trabajo u otras comeduras de coco. Pero necesito que se me pase ya.

Permalink Dejar un comentario

Tiempo

septiembre 6, 2006 at 11:46 am (personal)

Creo que para considerarme rica, más que dinero sería tiempo lo que tendría a mi disposición… es lo que siempre me hace falta, lo que necesito para poder hacer todas las cosas que quiero. Siempre tengo mil proyectos e ideas, el problema es cuándo, para no empezar mil y una y no saber cuando poder continuarlas.

Con algo más de dinero si podría comprar más tiempo (no tener que preocuparme de limpiar y tareas de ama de casa en general). Y más dinero, claro, significaría no ser esclava del trabajo y me liberaría de las jornadas interminables.

¿Hemos mejorado en los últimos años? ¿En las últimas décadas? Vivimos mejor, es cierto, ¿pero no ibamos hacía la sociedad del tiempo libre? ¿dónde está el mío? ¿perdido en la gran ciudad?

Permalink Dejar un comentario

Sobrevivir en Madrid

septiembre 4, 2006 at 2:44 pm (personal)

¿Quién puede aguantar este calor? Pues menos mal que estamos en septiembre, pero salgo a la calle y no puedo respirar. ¿Cómo lo hacen los madrileños? A mí ya no me quedan ganas de nada.

Permalink Dejar un comentario